6 de junio de 2012

Traditional Swiss Carrot Cake del blog Aliter Dulcia (Mini-pastelitos de zanahoria y limón)




No me gusta nada hacer fotos. Pero nada, nada. Ni hacerlas, ni salir en ellas, ni posar y reconozco que me pongo muy nerviosa cuando en todo tipo de reuniones familiares o de amigos se pasean cerca de mí con una cámara en la mano... y después de leer esto alguién dirá: "¿No te gusta nada hacer fotos y has empezado un blog? ¿Un blog de postres? ¿Un blog dónde las fotos son parte importante de cada publicación?" Pues sí, ya sé que no es muy consecuente con mi poco gusto por la fotografía, pero, en este caso, el resultado final, receta+texto+foto, gana a mi pereza por todo lo que gira alrededor de la imagen. Juega a mi favor que en casa tenemos una de esas cámaras para torpes, que no sé si es buena o no y que tampoco sé usar, pero bajo mi inexperto punto de vista, creo que hace unas fotos bastante dignas. Tampoco sé editar fotos (confieso que utilizo el ajuste automático de la galería fotográfica de Windows Live), ni usar el todopoderoso Photoshop, por lo que si en algún momento un/a entendido/a en la materia se pasa por aquí, le pido disculpas por si las fotos no cumplen sus expectativas, a mí de momento me vale...

Como me da tanta pereza lo de la fotografía, he de reconocer que horneo muchísimo más de lo que publico. Por cada entrada que aparece en el blog, han pasado dos o tres postres más por mi horno. Y este es el caso de estos pastelitos. Es la segunda vez que los hago desde que los descubrí en el blog de Aliter Dulcia, la primera vez pasaron del horno al estómago de unos amigos directamente, sin pasar por "el estudio" de fotografía del balcón de casa.

La receta original la podéis encontrar pinchando aquí. Su nombre real es "Traditional Swiss Carrot Cake (Aargauer Rüeblitorte)" pero como soy incapáz de pronunciarlo yo los he llamado "Pastelitos de zanahoria y limón" en versión mini. La receta de Aliter Dulcia está hecha con la Thermomix. Yo la he adaptado a la batidora de cuchillas de hélice (también llamada de brazo o la que mi madre y mi abuela llaman "Turmix").

Mini-pastelitos de zanahoria y limón




Ingredientes:

150 gr. de zanahorias limpias y peladas
150 gr. de azúcar glass
150 gr. de harina de almendra
2 huevos (en mi caso tamaño "L")
1/2 cucharadita de aroma de limón (o 1 cucharada de zumo de limón)
40 gr. de harina
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
1/4 de cucharadita de sal
5 gr. de pomelo deshidratado (opcional)

Para el glaseado:

150 gr. de azúcar glass
Zumo de limón

Elaboración:

1. Pica las zanahorias limpias y peladas con un picador (o directamente y poco a poco con la batidora de cuchillas de hélice).
2. Si has picado las zanahorias con el picador, termina de triturarlas con la batidora de cuchillas hasta obtener una pasta. Añade los 150 gr. de azúcar glass y continúa batiendo (siempre con las cuchillas).
3. Cuando el azúcar esté integrado, incorpora la harina de almendra y sigue batiendo.
4. Añade a la masa anterior los huevos y el aroma de limón. Bate hasta que los huevos se integren bien.
5. Si vas a añadir el pomelo deshidratado, házlo ahora. Pulverízalo con un molinillo de café y cuando esté reducido casi a polvo agrégalo a la masa y continúa batiendo.
6. En un recipiente aparte mezcla la harina, la levadura química y la sal.
7. Agrega la mezcla de la harina a la primera masa (a la formada por la zanahoria, almendras, huevos...). Sigue batiendo hasta obtener una masa densa y homogénea.
8. Precalienta el horno a 180 ºC.
9. Reparte la masa en un molde de mini-magdalenas forrado con mini-cápsulas de papel.
10. Hornea durante 15 minutos aproximadamente o hasta que pinchando uno de los mini-pastelitos con un palillo, éste salgo limpio de masa.
11. Mientras se hornean los pastelitos puedes preparar el glaseado de limón: Añade a los 150 gr. de azúcar glass el zumo de limón poco a poco. Bate hasta obtener un glaseado denso y blanco.
12. Al sacar del horno, bañar la parte de arriba de los pastelitos todavía calientes en el glaseado. Dejar enfriar sobre una rejilla.

 
Notas:

Las medidas de cucharas y cucharaditas son medidas americanas. En mi juego de cucharas aparece la inscripción "tsp" para la cucharadita y "tbsp" para la cuchara.

En esta ocasión he añadido a la masa pomelo deshidratado en polvo, le da un toque a la masa muy rico reforzando el sabor del limón.

La harina de almendra son almendras en polvo. Para mí es más cómodo comprarlas ya molidas, pero se pueden comprar en entero y moler con un molinillo de café.

Para hacer el glaseado, añade el zumo de limón al azúcar y no al revés. Yo exprimí un limón y empezé a echar el azúcar al zumo. El limón era tan grande y tenía tanto zumo que tuve que utilizar casi medio kilo de azúcar glass para obtener un glaseado denso. Ahora tengo medio kilo de glaseado de limón en la nevera. Para que no te pase lo mismo hazlo al revés y cuando veas que el glaseado tiene la consistencia deseada dejas de echar zumo de limón y listo.

Con esta cantidad de masa da para 36 mini-pastelitos (tamaño molde mini.magdalenas).

Si quieres que los pastelitos queden con un poco de copete (o montañita como los de las fotos) llena las cápsulas hasta arriba. Si quieres que queden planitos llena los moldes 2/3 partes.

Para esta receta no hace falta utilizar las varillas, se puede mezclar y batir la masa con las cuchillas que se usan para el puré. 


Aprovecho esta entrada para dar las gracias a Dulcemiel Cake por el premio que le ha dado a este blog. Sé que ahora me toca seguir la cadena, pero todavía no le he dedicado el tiempo necesario a seleccionar los blogs, editar los enlaces, etc. por lo que, sintiéndolo mucho, lo dejaré para otra entrada. De momento me quedo con mi horno, con mi pereza para hacer fotos y con todos vuestros blog que me sirven de inspiración. Gracias desde aquí a Isabel de Aliter Dulcia por la receta, os prometo que estos Traditional Swiss Carrot Cake están jugosísimos y riquisísimos. 

Un saludo. Cris G.

9 comentarios:

  1. Hola Cris,muchísimas gracias por venir hasta mi blog así te he podido conocer y desde luego quedarme también,decirte que estos pastelitos son una ricura,se ven tan tentadores que me llevo uno y voy haciendo boca mientras sigue viendo estas deliciosas recetas.
    Un besito enorme guapi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias por la visita y por quedarte!

      Eliminar
  2. Pero nena, te quedaron de muerte! y esa ideal del pomelo me parece una pasada!
    Las fotos son estupendas, a mí me gustan las fotos en las que se ve la comida, lo que se va a comer, que yo vea a ver cómo tiene que quedarme si lo hago.
    Y de eso se trata, blogs de fotos hay muchos!!
    Mua!

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos y deliciosos bocaditos, Cris.
    ¿ Me guardas unos?
    Sí, en breve publicaré otras galletas que he hecho, inspiradas en... ¡¡sorpresa!!, jajjaj
    Un beso y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por tu blog, cargadito de recetas ricas ricas.
    Saludos gatunos...

    ResponderEliminar
  5. Me encantan esos pastelitos y no me digas que no retocas nada las fotos porque están muy bien! yo tambien las hago con una camara compacta y bastante torpemente pero si que las arreglo un poco porque si no serían impublicables! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, las retoco con una cosa de la "Galería fotográfica de Windows Live" que pone ajuste automático, lo hace todo el programa solito, vamos "mu pofesional" je, je. En definitiva, que el mérito es de la cámara y del Windows (bueno y yo un poco, que le doy al botón)... Gracias por la visita. Más besos.

      Eliminar
  6. Pues las fotos te han salido muy bien, nos gustan mucho. Y los cupcakes se ven super esponjositos.
    Nosotras tampoco manejamos photoshop asi que nuestros cupcakes son tal y como se ven en las fotos :)

    ResponderEliminar
  7. Cris una maravilla de foto, y muestran muy bien lo ricas que deben estar estos pastelitos¡¡ Zanahoria y limón, una gran combinación. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dedicar un ratillo de vuestro tiempo a escribir cada comentario.