31 de enero de 2012

Pastas hechas con pistola


Dicen que se acerca un frente frío al norte y que va a nevar en Donosti y en Urnieta. Aaaaah ¡qué frío!. Y yo, que soy muy friolera, pienso hacerme fuerte en casa, rodearme de tazones y tazones de Cola-Cao bien calentito (con grumitos, por supuesto…) y zamparme todas estas galletas hechas con “pistola”. La pistola para hacer galletas la compré hace unos cuantos meses en el Lidl. La “culpable” de la compra es Cristina Lorenzo del blog “Kanela y Limón”. El blog es una pasada, tiene unas fotos, unas recetas, un no sé qué que sé yo... Pero cuidado, es adictivo y tras leerlo corres al Lidl a por una pistola para hacer galletas o a por una panificadora (sí, lo confieso, yo también he hecho cola en el susodicho supermercado para comprarla) y luego no puedes parar de hacer pan, brioche, suizos, arroz con leche… y animas a tus amigos para que se compren una, y empiezas a escribir un blog de cocina, y de repente no te reconoces, porque, hasta hace unos meses, yo sólo me acercaba a la cocina cuando tenía hambre, abría la nevera y me apañaba con cualquier cosilla salada y un par de onzas de chocolate, pero ahora… Ahora me paso el día pensando en hacer galletas, bizcochos y magdalenas, buscando diferentes tipos de harina y de azúcar, deseando que llegue alguna fecha con algo que celebrar para poder poner el horno en marcha y, como guinda de esta extraña transformación, ¡empiezo un blog! Yo, la anti redes sociales, enganchada a vuestros blogs y ahora creando uno propio, en fin, que todo muy raro pero muy, muy divertido.

Bueno, después enredarme un poco vuelvo a las galletas. La primera receta que hice con la pistola fue la de Cristina, pinchad aquí para ver su post, ella lo explica genial y las galletas están buenísimas. 

Pero estas flores las hice con la receta de “Pastas de manga” de Koldo Salinas. La receta la saqué del libro “Dulces Caprichos” del mismo autor. Son perfectas para la pistola y me gustó mucho el toque que les da la harina de almendra. Y ahora, sin enrollarme más, paso a explicar la receta:

 Pastas de manga y pistola ( Receta de Koldo Salinas)




Ingredientes:

250 gr de mantequilla (punto pomada)
100 gr de azúcar glas
80 gr de claras
200 gr de harina de almendra
250 gr de harina (de trigo)

Elaboración:

1. Tamiza y mezcla los dos tipos de harina (la de almendra y la de trigo).
2. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que formen una mezcla cremosa.
3. Continua batiendo y añade las claras (sin batir previamente), y los dos tipos de harina     previamente tamizados.
4. Precalienta el horno a 180 °C con calor arriba y abajo.
5. Prepara la pistola: elige el disco con el que quieres dar forma a las pastas (en mi caso el que tiene 5 orificios de salida de forma más o menos circular) y colócalo en la pistola siguiendo las instrucciones del fabricante. Llena la pistola con la masa (yo lo hago con la ayuda de una espátula de silicona). Para formar bien las pastas, la bandeja de horno ha de estar fría y limpia, sin ningún tipo de papel de horno, ni aceite o mantequilla. Cuando las pastas se hornean y se enfrían un poco, se despegan genial de las bandejas sin necesidad de colocar debajo nada. Una vez que la pistola esté llena, apoya el “morro” sobre la bandeja, sujétala bien con una mano para que no se desplace y, con la otra mano, presiona o “da un tiro” para que salga la masa. Levanta la pistola con un movimiento seco hacia arriba.
6. En este punto, si se quiere, se pueden adornar las pastas. En este caso yo les puse en el centro grageas de chocolate de colores. Se pueden utilizar mermeladas, frutos secos, azúcar de colores, etc.
7. Hornea en la zona media del horno durante 15 minutos aproximadamente.
8. Déjalas enfriar sobre la bandeja antes de pasarlas a una rejilla.

Notas:
  • Con estas cantidades salen unas 40 pastas. Dependiendo de la forma que se utilice para hacerlas salen más o menos (algunos discos de la pistola dejan salir más o menos masa en cada “tiro”).
  • La receta original no lleva ningún tipo de sabor añadido (vainilla, limón, etc.) La próxima vez probaré con la vainilla, que me chifla, y ya os contaré.
  • Para facilitar el horneado de este tipo de pastas es interesante tener un par de bandejas de horno (o más). Con una sola bandeja, el horneado se puede alargar mucho, ya que, para formar las pastas la bandeja ha de estar fría. Con más de una bandeja, mientras tienes una en el horno, o mientras se está enfriando, en las otras puedes ir preparando más pastas.
Como ya he explicado antes, la primera receta que probé fue la del blog “Kanela y Limón”. En ella Cristina, la autora del blog, explica un montón de trucos para hacer galletas con pistola, así que antes de empezar os recomiendo leer su post de "Galletas de pistola", a mi me fue muy, muy útil ¡Gracias Cristina!.

Y para despedirme, ahora que llega el frío de verdad, os dejo con este “ramo de flores” en pleno invierno, en un intento de sentir más cerca la primavera.



Un saludo. Cris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dedicar un ratillo de vuestro tiempo a escribir cada comentario.